Uso del vidrio en la construcción

Algunas tendencias de la arquitectura están ligadas a un diseño que permita más iluminación y una estética aún más prolija en los ambientes; lo que demanda el uso del vidrio como un recurso casi obligatorio en una edificación.

La construcción con vidrio parece no dar límite a la imaginación del arquitecto que lo decide usar.

Por Kattia Chaves, periodista | Fotografías: Shutterstock.com

El vidrio permite control de iluminación y conexión  entre la intimidad de un ambiente con el exterior, sin que se elimine por completo la privacidad, gracias a la variedad de vidrios con diferente filtro solar, proporcionando la iluminación necesaria para que las funciones del día no estén sujetas a una bombilla que aumente la capacidad visual.

Iluminación absoluta gracias al vidrio que permite disfrutar de la grandeza de la naturaleza.

 

La claridad, especialmente vinculada a un ambiente agradable como un jardín, un parque u otras construcciones con buena estética, causa un efecto positivo en la salud de las personas y facilita un mejor rendimiento.

Pero además de la iluminación que se logra en la construcción con vidrio, hay valores adicionales como modernidad, sensualidad, sofisticación y minimalismo, que otros materiales empleados en el diseño no logran con tal facilidad.

“Se dice que el vidrio es el elemento más resistente en la construcció, por encima del block, sin embargo es un producto de difícil manejo por ser pesado; razón adicional para dar mérito a las grandes constructoras que lo utilizan como eje fundamental del diseño que el arquitecto indica", explica Luis Diego Herrera, de Estilos y Vidrios.

Tecnología aplicada al vidrio

No es de extrañar que ante la grandeza de un edificio cuyas paredes están edificadas con vidrio  surja la inquietud sobre la seguridad que este material ofrece, sin embargo, la tecnología permite que el vidrio se adapte a la necesidad de sus usuarios y evite que las personas se alejen del mismo por temor o inseguridad.

El vidrio con tecnología adecuada provee seguridad, protección contra rayos UV y aislamiento.

 

Una construcción donde predomina el vidrio debe obligadamente reunir la tecnología que brinde: soporte, seguridad  y otras características como confort y estilo.

•     Los vidrios templados tienen mayor resistencia estructural que un vidrio que no ha sido tratado a temperaturas extremas de 600 grados centígrados.  Este tipo de vidrio en caso de rotura se fragmenta en pequeños trozos de aproximadamente un centímetro y de esta forma se evita que la persona se corte de gravedad.

•     Los vidrios insulados aislan la temperatura y el sonido, y son muy utilizados en edificios empresariales donde los profesionales requieren máxima concentración para su desempeño.

•     Los vidrios de seguridad logran que ante un golpe, explosión o balazo los vidrios no vuelen por todas partes, sino que queden recojidos en la películas adhesiva con la que previamente el vidrio se ha tratado. 

•     Vidrios con polarizado y protección UV permiten oscurecer o disminuir la intensidad de la luz brillante con laminados que protegen la piel y la sensibilidad ocular.

•     Vidrios samblasteados o con aspecto similar se logran gracias a películas adhesivas muy delgadas que proporcionan un aspecto decorativo.

No es de extrañar entonces que las personas próximas a construir su casa opten por una mayor cantidad de láminas de vidrio para utilizarlas como pared, disminuyendo la cantidad de block, varilla y cemento. Sin embargo, todo se complementa y se requiere en proporciones adecuadas para un óptimo diseño seguro y funcional.



Fuente: Luis Diego Herrera, gerente general de Estilos y Vidrios. Tel: (506) 2237-3828.

 

<a href="https://plus.google.com/u/0/116912818960437901379/posts?rel=author">Kattia Chaves</a>